sábado, 28 de febrero de 2015

«22 derrotas navales británicas», el libro que desmonta la invencibilidad inglesa

LIBROS

«22 derrotas navales británicas», el libro que desmonta la invencibilidad inglesa

Día 27/02/2015 - 

Víctor San Juan ha seleccionado los más representativos fracasos de la Royal Navy para trazar una obra donde la intervención de la Armada española es crucial. De las incursiones castellanas en la Guerra de los Cien años al punto final que supuso Singapur, 570 años de victorias y tropiezos

¿Eran los británicos invencibles en la mar? Si hiciéramos caso aHollywood eso parecería, salvo porque es completamente falso. Víctor San Juan, uno de los autores más prolíferos de historia naval en España, presentó este jueves en el Salón de Actos del Cuartel General de la Armada el libro «22 derrotas navales británicas», que amenaza con terminar con el mito de la invencibilidad inglesa, al menos en nuestro país.
«Si le pedimos a un inglés o a un español que cite tres derrotas de la Armada española, si es mínimamente conocedor de la historia, lo hará sin muchas dificultades: la Armada invencibleTrafalgar y la Guerra de Cuba, dirá probablemente. No obstante, si le pidiéramos que hiciera lo mismo con la Royal Navy le sería casi imposible mencionar siquiera tres», explica Víctor San Juan. Según el trabajo realizado por este autor para la editorial Navalmil, que originalmente empezó con una lista de 30 derrotas, los fracasos británicos son muy frecuentes: en el periodo de máxima efervescencia de su flota ocurrieron uno cada 20 años.
Frente a los falsos mitos y la dejadez española, nació la idea de crear un libro para cubrir «las piezas que faltan en nuestra historia». «Muchas derrotas las causó España, pero aquí permanecemos anclados a la cultura de la derrota», sostiene Alejandro Klecker, editor de Navalmil. Con el mismo propósito de «22 derrotas navales británicas», Klecker y su familia comprometieron hace pocos años su patrimonio personal y todo su entusiasmo en la creación de una editorial que ayudara en la divulgación de la cultura naval y a arrojar luz sobre episodios olvidados de un país que se empeña, una y otra vez, en vivir de espaldas al mar. «A nivel de colegios e institutos no se aborda apenas la historia naval, pero es que en la universidad hasta hace poco era una total desconocida», señala el editor del libro, que recuerda que la Cátedra de Historia Naval fue creada recientemente.
LUIS ALEJANDRO
Presentación del libro «22 derrotas navales británicas». El editor, Pedro Giner de Lara, el autor y el Almirante J. Antonio González Carrión
A lo largo de los 570 años de Historia que recorre el libro, Víctor San Juan repasa desde derrotas inglesas que hoy día parecen estar recuperándose del olvido, como Cartagena de Indiasla Contraarmada o Tenerife, hasta otras confrontaciones desconocidas para el gran público como Veracruz, Atacames, Cádiz o el Raid del Medway. Entre las más ignoradas por el tiempo, el autor madrileño se detiene en la Incursión Castellana de 1380, cuando Fernando Sánchez de Tovar logró penetrar por el Támesis y asolarGravesend.
No en vano, pese a lo que pudiera parecer por el título, el libro no busca la revancha contra un país que «hoy está unido a España por fuertes lazos militares a través de la OTAN y por la lucha común contra la barbarie que representan amenazas como el Estado Islámico», precisa Klecker. Así, la obra «22 derrotas navales británicas» también sirve para poner en liza el intercambio tecnológico y táctico entre las escuadras de ambos países. Si bien es cierto que España copió las nuevas técnicas de construcción naval a mediados del siglo XVIII a través de figuras como el espía y científico Jorge Juan, también lo es que la aparición del primer Destructor español influyó enormemente en los diseños de la Royal Navy. Asimismo, el sistema de convoyes usado por la Flota de Indias desde tiempos de Felipe II para trasladar los metales preciosos desde el Nuevo Continente fue posteriormente imitado –aunque resulte complicado encontrar a algún autor inglés que lo reconozca– por los británicos en la Primera y en la Segunda Guerra Mundial para esquivar a los buques y submarinos alemanes apostados en el Atlántico.

Cuatro preguntas a Víctor San Juan

1 comentario:

Miguel de Avendaño dijo...

Un libro penoso, mal investigado, mal escrito y mal editado.