miércoles, 14 de enero de 2015

Congreso - El franciscanismo en Andalucía, 21 al 24 de julio de 2015


Congreso Internacional

"El franciscanismo. Identidad y poder"


Lugar y fechas:
Baeza-Priego de Córdoba, 21 a 24 de julio de 2015.
Organizan: 
Universidad Internacional de Andalucía y 
Asociación Hispánica de Estudios Franciscanos






Congreso 2015
RESÚMENES DE LAS SECCIONES



Sec-ción

Título
Responsable

Email de contacto
01
Asentamientos franciscanos
Agustí Boadas Llavat:


02
La arquitectura franciscana

---
03
Asociacionismo franciscano: Hermandades, Cofradías y Órdenes Terceras

Miguel Luis López-Guadalupe


04
Monarquía y nobleza en los conventos de franciscanos y los monasterios de Clarisas

María del Mar 
Graña Cid


05
La fraternidad entre
las ramas franciscanas

Araceli Rosillo Luque

06
Diccionario biográfico franciscano

Manuel Peláez del Rosal

07
Franciscanismo y
 Religiosidad Popular
Salvador Rodríguez Becerra – Antonio Gil Albarracín

becerra@us.es, 
agilalbarracin@gmail.com

08
Economía conventual franciscana: sindicatura, bienes y rentas
Ana Sanz de Bremond Mayáns:


09
Patronazgo y promoción artística en los espacios franciscanos (siglos XIII-XVIII)

Felipe Serrano Estrella

festrell@ujaen.es


-o-o-o-



Sección 1ª
ASENTAMIENTOS FRANCISCANOS


Cada vez que la familia franciscana intenta establecerse en algún lugar, se produce un mecanismo que podríamos calificar de “fundacional” que sigue unos pasos concretos. No es posible establecer un modelo unificado para todos ellos. Los conventos de la primera Orden, dependiendo de su funcionalidad y época de apertura, siguen unas normas más o menos establecidas. 

Los monasterios de clarisas siguen también su dinámica propia, que en muchos casos está ligada a factores ligados a la vida religiosa femenina. Y las fundaciones del ámbito de la tercera Orden, regular y secular, al ser los más numerosos, suponen un cajón de sastre de modelos fundacionales, especialmente durante los siglos XIX y XX.

En esta sección valoraremos la implantación territorial de la Orden en sus tres ramas y abriremos el espectro del análisis también a estudios sobre geografía y topografía religiosa, configuración urbana, modelos que se repiten en un mismo ámbito y valoración de conjunto de presencias franciscanas concretas. También se tendrán en cuenta los poderes implicados en las fundaciones, fuentes económicas de las mismas, problemas derivados de otras instituciones, financiación y origen de la vocaciones, privilegios y singularidades, relaciones en el seno de la misma familia franciscana e interdependencia, etc. 

Además, se aceptarán estudios sobre lugares precisos, cuyas características merecen ser puestas de manifiesto para poder intentar establecer, al final de Congreso, algunos criterios comparativos con otras órdenes o institutos religiosos e incluso esbozar unas líneas maestras de lo que podríamos denominar de manera general “asentamientos franciscanos”.




Mapa de Hispania de Abraham Hortelius (1572)


Propuestas de comunicaciones: Por tanto, se abre el periodo de aceptación de propuestas de comunicación en los ámbitos hasta ahora mencionados de esta sección. Dichas propuestas no podrán rebasar la extensión de 400 palabras, pudiendo presentarse en castellano, portugués, catalán, francés, italiano o inglés. 

Deben acompañarse de un currículo del autor, a poder ser resumido, y se presentarán como máximo hasta el 28 de febrero de 2015. Todas las propuestas serán sometidas al examen del comité científico, que las evaluará en el mes de marzo para responder al interesado sobre su aceptación o no. En caso positivo, el texto completo debe entregarse antes del 30 de junio de 2015, siguiendo las normas de edición que se comuniquen, que serán oportunamente establecidas.

Las propuestas de esta sección se enviarán a 

Agustí Boadas Llavat:
bibliotecaprovincial@franciscans.cat


-o-o-o-


Sección 2ª
LA ARQUITECTURA FRANCISCANA

Aunque la arquitectura de la Orden Seráfica se inscriba en el panorama común al resto de las órdenes religiosas, en particular mendicantes, no deja por ello de presentar matices y peculiaridades que la distinguen e incluso matices diferenciadores éntrelas distintas ramas del franciscanismo. A su vez, la geografía marca también notas específicas que han de tenerse en cuenta a la hora de abordar esta arquitectura. Y por supuesto el tiempo; el tiempo histórico, que desafía incluso principios en origen insuperables, como el de la austeridad atenta a la pobreza. Los cambios litúrgicos; las devociones particulares, son otros aspectos sujetos al tiempo histórico, y con todos ellos el peso de las edificaciones franciscanas en el seno de la ciudad; su protagonismo urbano.

Todas estas cuestiones conformarán un primer gran bloque en torno a la “arquitectura y su fábrica”, que la podemos articular en los siguientes apartados:

  • Tipología del convento e iglesia franciscana a lo largo del tiempo y el espacio. De Europa al Nuevo Mundo.
  • Convento y ciudad. Ubicación, extensión y representatividad.
  • Capillas sacramentales y capillas devocionales en la iglesia franciscana.
  • Aspectos iconográficos y ornamentales.

Otro bloque lo integrarían el problema de los artífices, sobre todo atendiendo a los maestros y arquitectos de la propia Orden, un amplio elenco del que sabemos muy poco por las mismas características de humildad y de pragmatismo que guían a la comunidad, pero que bajo un manto de semianonimato esconden a autores de gran valor, parangonables con maestros reconocidos y que en ciertos momentos llegan incluso a trabajar para otras Órdenes. El afloramiento de nuevos o desconocidos arquitectos religiosos alimentarían además la magna obra del Diccionario Biográfico Franciscano.

Por último, la representación plástica de la arquitectura franciscana o literaria debe constituir otro apartado que complete nuestra visión las construcciones materiales de los hijos de san Francisco.


Maqueta de la iglesia y convento de 
San Francisco de Priego de Córdoba 
(Diseño del Arq. García Ros)


Propuestas de comunicaciones: Se podrán presentar comunicaciones previo envío de un resumen de no más de 400 palabras, preferentemente en castellano, aunque también se admitirán en inglés, francés, italiano o portugués, acompañado de un breve currículum vitae, antes del día 28 de febrero de 2015. Evaluadas por un comité evaluador en el plazo de un mes, aquellas que sean aceptadas habrán de enviar el texto definitivo antes del 30 de junio.

La dirección de envío es: 

pagalera@ujaen.es



-o-o-o-


Sección 3ª
ASOCIACIONISMO FRANCISCANO: 
HERMANDADES, COFRADÍAS Y ÓRDENES TERCERAS


Desde sus mismos orígenes, la orden franciscana supuso un revulsivo en el ámbito de la religiosidad y, particularmente en la llamada piedad popular. Juegan en este fomento varios factores como es la expansión de los detalles más humanos de la vida de Cristo y de la Virgen, la sencillez religiosa tan cercana al pueblo y el exitoso uso de los resortes emocionales en las tareas evangelizadoras. Como quiera que la orden franciscana, masculina y femenina, en sus distintas ramas, ha sido con diferencia la más extendida en todo el orbe cristiano, su proyección en el mundo de los laicos es también extraordinaria.

La fórmula confraternal tiene, pues, un enorme arraigo en los conventos franciscanos. Diseminados por pueblos y ciudades, albergaron siempre congregaciones, de una manera especial las órdenes terceras, que suponían una comunicación de los valores y modo de vida seráficos en el siglo, por vía de devoción, imitación y sintonía espiritual. Esta dimensión, la espiritualidad, la hacía destacar entre el conjunto las asociaciones fomentadas por los hijos de san Francisco, hasta fascinar incluso al mundo de las elites y a la misma realeza.

Ha sido tradicionalmente subrayada la singularidad confraternal, pionera en muchos casos, de devociones franciscanas, como la Vera Cruz, la Inmaculada Concepción de María, el Vía Crucis, la devoción al Niño Jesús y, por supuesto, a los santos franciscanos. Esto ofrece a la orden seráfica un protagonismo sin parangón en el ámbito de las cofradías penitenciales, en las de vía sacra, en las congregaciones marianas, de manera singular en aquellas que tenían un signo concepcionista, en las asociaciones de fieles en torno a la infancia de Jesús y en las destinadas a venerar a santos tan populares como san Francisco o san Antonio de Padua, entre otras. Cofradías abiertas y cerradas (por número o exclusividad social), de culto y de procesión, generales y gremiales, florecieron allí donde había un convento franciscano. También esta sección admitirá estudios sobre las menos conocidas, pero existentes, hermandades sitas en conventos femeninos de la orden.

Pero la piedad popular franciscana no se agota con la existencia de cofradías. Otros elementos numerosos y variados son también objeto de atención, como el valor taumatúrgico del hábito (que muchas personas llevaban en vida y en muerte) y del cordón, la difusión de cruces, salterios, el ejercicio de la caridad y la predicación, el fomento de oraciones muy populares, la divulgación de nacimientos e imágenes devotas de pequeño formato, la concesión de gracias espirituales y “cartas de hermandad”, la veneración de los Santos Lugares, etc.






Subida al Calvario de Ntro. P. Jesús Nazareno 
de Priego de Córdoba. Viernes Santo


Propuestas de comunicaciones: Las propuestas de comunicación no podrán rebasar la extensión de 400 palabras, pudiendo presentarse en castellano, italiano o inglés. Deben acompañarse de un resumido currículum vitae del autor y se presentarán como máximo hasta el 28 de febrero de 2015. Todas las propuestas se someterán al examen del comité científico, que las evaluará en el mes de marzo para responder al interesado sobre su aceptación o no. En caso positivo, el texto completo debe entregarse antes del 30 de junio de 2015, siguiendo las normas de edición que se comuniquen.

Las propuestas de esta sección se enviarán 

Miguel Luis López-Guadalupe:
mllopez@ugr.es


-o-o-o-


Sección 4ª
MONARQUÍA Y NOBLEZA EN LOS 
CONVENTOS DE FRANCISCANOS Y LOS MONASTERIOS DE CLARISAS

Desde los primeros tiempos de su implantación en la Península Ibérica, franciscanos y clarisas trabaron importantes contactos con la élite política y social. Sabemos que tanto la monarquía como la nobleza mostraron temprana simpatía por el franciscanismo y que lo favorecieron en distintas dimensiones: promoción fundacional de conventos y monasterios, creación de capillas y enterramientos propios en sus iglesias, establecimiento de vínculos de patronato, incidencia sobre el reclutamiento religioso, otorgamiento de privilegios y beneficios de todo tipo, etc. 

Sin embargo, siguen siendo muy necesarios los estudios específicos y bien documentados. Estudios que permitan concretar por épocas históricas, figuras regias, dinastías, linajes, niveles nobiliarios, varones y mujeres, frailes y monjas… Y que, en última instancia, permitan ir aclarando cómo fue posible y qué consecuencias tuvo la identificación entre el carisma franciscano de minoridad y pauperismo y quienes detentaban el poder político y socioeconómico en el ámbito ibérico. Con esta sección pretendemos animar a la presentación de trabajos que se inscriban en alguno de los siguientes apartados:

1.- Políticas fundacionales de conventos de frailes y monasterios de monjas por parte de reyes, reinas, miembros de la familia real y miembros de la nobleza.

2.- Tipología de los vínculos y las presencias. En una doble dimensión:


  •   a) De los agentes del poder en los conventos y monasterios: encomiendas, patronatos, enterramientos, concesión de privilegios, ayudas materiales más o menos puntuales, incidencia sobre el reclutamiento religioso…
  •    b) De frailes y las monjas en las cortes regias y nobiliarias o en relación con sus miembros. Incluyendo la importante cuestión de los frailes confesores de las élites de poder y de las monjas relacionadas con la corte, especialmente con el círculo personal y de servicio de reinas y damas.

3.- Conflictos. Las dimensiones del conflicto pudieron ser diversas. Interesa valorar sobre todo dos:

  •    a) El vínculo con el poder como generador de conflicto: tanto en el seno de las propias órdenes religiosas como entre éstas, sus espacios de vida o sus miembros y los titulares del poder.
  •    b) El vínculo con el poder como solución al conflicto.

4.- Incidencias sobre el ideal minorítico. Atendiendo a una doble dimensión:


  •    a) La desvirtuación del carisma: revisando la cuestión pobreza/propiedad, la elitización social de las comunidades religiosas, la conversión de conventos y monasterios en entidades de privilegio, el ascenso social y eclesiástico de los frailes, etc.
  •    b) La posible potenciación o reforzamiento del carisma como fruto del contacto con el poder, sobre todo –aunque no necesariamente- en los movimientos de reforma, teniendo presente cómo pudo incidir el contacto con la élite –tanto en positivo como en negativo- en el despertar reformista y en la difusión de los proyectos de mejora religiosa.
5.-        La espiritualidad compartida y sus manifestaciones. Hasta qué punto se hicieron eco los poderosos del carisma franciscano: contenidos y manifestaciones en su práctica religiosa; devociones; figuras de santidad. El lenguaje espiritual franciscano al servicio del lenguaje del poder. Representaciones, liturgias…




Arco del convento de San Lorenzo de Montilla (Córdoba)


Propuestas de comunicaciones: Las propuestas de comunicación tendrán una extensión máxima de 400 palabras. Podrán presentarse en castellano, italiano, inglés o francés e irán acompañadas de un CV resumido. La fecha límite de entrega es el 28 de febrero de 2015. Todas las propuestas se someterán al examen del comité científico, que las evaluará en el mes de marzo. En caso de recibir respuesta positiva, el texto completo deberá entregarse antes del 30 de junio de 2015 siguiendo las normas de edición que próximamente se comunicarán.

Las propuestas de esta sección se enviarán 

María del Mar Graña Cid:
mar.grana@upcomillas.es


-o-o-o-

Sección 5ª
LA FRATERNIDAD ENTRE LAS RAMAS FRANCISCANAS

Desde sus inicios, un aspecto distintivo del carisma franciscano y clariano ha sido el trato de fraternidad que ha vinculado histórica y jurídicamente a frailes y monjas. Estas relaciones han desencadenado a lo largo de la historia puntos de vista e interpretaciones diversas: desde la visión del propio Francisco, que se ponía al servicio de sus hermanas, pasando por las reticencias de los frailes a asumir la cura monialium, o la imposición de una jerarquía de dependencia por parte del papado. También cabe incluir las relaciones que tanto frailes como monjas establecieron con terciarios y terciarias y cómo éstas contribuyeron a la expansión de los ideales evangélicos de pobreza y renuncia.

Estudiaremos en esta sección, por lo tanto, dichas relaciones entre franciscanos, capuchinos o conventuales y clarisas o concepcionistas, así como también se aceptará el papel que han desempeñado los distintos grupos franciscanos entre sí, incluyendo, por supuesto, a los de la orden tercera, regular o laical.



La religión seráfica. 
Grabado del libro de Pedro Rodolfo (1586)


Los resúmenes de las propuestas tendrán una extensión máxima de 400 palabras y se presentarán en castellano, italiano o inglés. Se acompañarán de un sucinto C.V. La fecha de entrega será el 28 de febrero de 2015. A lo largo del mes de marzo las propuestas serán evaluadas por el comité científico que comunicará a los interesados su resolución. En caso de aceptación, los textos deberán entregarse el 30 de junio de 2015, de acuerdo con las normas de edición de la AHEF.

Las propuestas de esta sesión serán enviadas a 

Araceli Rosillo Luque:
araceli.rosillo@gmail.com



-o-o-o-


Sección 6ª
DICCIONARIO BIOGRÁFICO FRANCISCANO

Con ocasión de reflexionar sobre la publicación en 50 tomos del Diccionario Biográfico Español, gigantesca empresa acometida por la Real Academia de la Historia, convocando a 5.000 investigadores a tal fin, el famoso historiador inglés Hugh Thomas ha afirmado que en España, en el pasado, se ha dado poca importancia al arte de la biografía. Con idéntica ambición, y ponderando el valor de esta opinión, la Asociación Hispánica de Estudios Franciscanos (AHEF) ha proyectado la edición del Diccionario Biográfico Franciscano de España, Portugal, Iberoamérica y Filipinas, en el marco de sus congresos habituales veraniegos que se vienen celebrando en el antiguo convento de San Francisco de Priego de Córdoba, como una de sus secciones.

Con este leit motiv la AHEF ya acordó organizar sendos Congresos Internacionales, (2013 y 2014) estructurando y dosificando su contenido y extendiéndolo a todas las ramas de la Orden franciscana (conventuales, observantes, descalzos, capuchinos, clarisas, concepcionistas, capuchinas, terciarios regulares etc.) y comprendiendo:

  • 1ª: Santos y fundadores;
  • 2ª: Generales, ministros provinciales, comisarios y visitadores;
  • 3ª: Papas, cardenales, arzobispos, obispos, abades y confesores reales:
  • 4ª: Misioneros y predicadores;
  • 5ª: Autores de obras teológicas, filosóficas, morales, históricas, literarias etc.; y
  • 6ª: Miembros de la Tercera Orden Seglar (terceros).



El resultado ha sido doble: de un lado se han presentado estudios, con el corte habitual de comunicaciones extensas, que se publicarán en nuestra serie Actas -desde 1995 hasta el día de hoy han aparecido 19 volúmenes-, y de otro se han elaborado ya 150 voces o entradas que conformarán con las que nuevamente se aporten el primer tomo de nuestro Diccionario Biográfico Franciscano de España, Portugal, Iberoamérica y Filipinas.

La Sección que presido solicita, por tanto, la colaboración de los estudiosos interesados en uno u otro aspecto.


San Francisco Solano (1767).

Propuestas de comunicación: Los resúmenes con las propuestas (las extensas con 400 palabras máximo, y las voces con 50 aproximadamente) se presentarán en castellano e inglés. Se acompañarán de un pequeño currículo. La fecha máxima de entrega será el 28 de febrero de 2015. A lo largo del mes de marzo las propuestas serán evaluadas por el comité científico que comunicará a los interesados su aceptación o no. En caso de aceptación, los textos se entregarán antes del 30 de junio de 2015. La organización indicará las normas de edición.

Las propuestas de esta sesión serán enviadas a 

Manuel Peláez del Rosal:
mpelaez@uco.es


-o-o-o-

Sección 7ª

FRANCISCANISMO Y RELIGIOSIDAD POPULAR
Salvador Rodríguez Becerra y Antonio Gil Albarracín (Coords.)

Los franciscanos en cumplimiento de su regla que preconizaba la pobreza individual y colectiva, aunque hubo variaciones en la forma de concebirla en el transcurso del tiempo y en las diversas ramas, movidos por la necesidad de difundir su carisma y la de crear y afianzar sus fundaciones conventuales, se acercaron más al común del pueblo y a sus formas de vivir y entender la religiosidad. La necesidad de vivir en gran parte de la limosna, hizo que este acercamiento fuera más permanente y amplio que en otras órdenes religiosas. El punto de partida es tratar de perfilar los procedimientos y resultados de la acción evangelizadora y cultural de los franciscanos de Andalucía en sus tres órdenes y su contribución a la conformación de la religiosidad actual de los andaluces.

Para acercarnos a este objetivo es necesario analizar las aportaciones específicas en los campos de la predicación, así como las técnicas específicas utilizadas; acción de los limosneros en la difusión de devociones; creación de rituales entorno al nacimiento y pasión de Jesús, como los viacrucis y belenes; el uso del teatro como evangelización; acogimiento y orientación de cofradías en sus iglesias conventuales- teniendo en cuenta que existe otra sección con este título, debemos solo centrarnos en las cofradías como vía de acción pastoral -; prácticas y devociones de la V.O.T., como la Vera-Cruz; expansión de las devociones a la Inmaculada Concepción y otras advocaciones marianas locales, así como a Cristo y los santos. La pregunta clave sería: ¿Existió un modelo o modelos de difundir la espiritualidad franciscana? y en segundo lugar: ¿Cómo ha influido esta espiritualidad en la conformación de la religiosidad de los andaluces actuales?



Reproducción idealizada de una procesión del siglo XVIII 
(P. González Suárez)


Propuestas de comunicación: Los resúmenes con las propuestas tendrán una extensión máxima de 400 palabras y se presentarán en castellano, italiano o inglés. Se acompañarán de un pequeño C.V. La fecha máxima de entrega será el 28 de febrero de 2015. A lo largo del mes de marzo las propuestas serán evaluadas por el comité científico que comunicará a los interesados su aceptación o no. En caso de aceptación, los textos se entregarán antes del 30 de junio de 2015. La organización indicará las normas de edición.

Las propuestas de esta sesión serán enviadas a 

Salvador Rodríguez Becerra o Antonio Gil Albarracín:
becerra@us.es, 
agilalbarracin@gmail.com


-o-o-o-


Sección 8ª
ECONOMÍA CONVENTUAL FRANCISCANA: SINDICATURA, BIENES Y RENTAS


  A lo largo de la Historia las economías conventuales han producido una gran cantidad de documentación. Entre todas las ramas de la familia franciscana podemos diferenciar varios tipos de economías. Tan sólo capuchinos y menores observantes no podían poseer bienes raíces; incluso los más pobres concitaron la caridad del pueblo o la piedad de los poderosos para subsistir con dignidad. Otros poseían bienes que pertenecían a la orden, aunque no les estaba permitido poseer bienes propios. Las ramas femeninas, por ejemplo, al ser obligadas a vivir en estricta clausura, tras el Concilio de Trento, se veían obligadas a que se les adjudicasen bienes suficientes para poder vivir de una manera digna y aquellas que no lo conseguían, acababan teniendo verdaderos problemas económicos.

Sin embargo las desamortizaciones del siglo XVIII y la exclaustración del XIX, hicieron que gran parte de esa documentación, se perdiese o se dispersase, lo cual dificulta en gran manera el estudio económico de un convento en particular, pues pocas son las series completas que podemos encontrar.

Las partidas contables podemos encontrarlas bajo la fórmula tradicional de cargo (ingreso) o data (desembolso). En cualquier caso, todos estos apuntes los encontramos, normalmente en los llamados Libros de cuentas conventuales. Como la casuística y la nomenclatura son muy ricas dejamos aquí como guía, algunos de los nombres de estos libros, donde podemos encontrar documentación económica: Libros de gasto ordinario; libros de recibo ordinario, libros de cuentas; libros de hacienda o de ajuste de cuentas; Libros de entradas y salidas, libros de obligaciones; libros de títulos, etc.

Existen, además documentos sueltos que versan sobre asuntos muy variados: referencias a las herencias y dotes de las monjas, patronatos, obras pías, contratos de obras y servicios (sobre todo en el caso de las monjas); cuentas de obras, compras y ventas de casas, normalmente aledañas al convento, censos, redención de censos y un largo etcétera, que pueden darnos visiones variopintas de la vida conventual.

 El estudio de todas estas fuentes, puede aproximarnos, en primer lugar, a conocer parte de la vida conventual, lo que poseían, lo que se gastaba, e incluso lo que comían. También su estudio y conocimiento nos puede dar una idea de la riqueza o pobreza de los conventos, ya que no era lo mismo una fundación real, que una fundación señorial o conventual. Tampoco era igual un convento situado en una gran ciudad que un convento de un lugar pequeño y más pobre. También podemos estudiar las diferencias existentes entre los conventos del norte y los del sur, o las existentes entre los de Castilla o los de Aragón.

 En esta sección tendrán cabida todos los trabajos que analicen y estudien la economía franciscana, desde cualquiera de sus ángulos, patronatos, visitas, libros de cuentas, vida conventual desde su vertiente económica, donaciones, dotes, compraventas, etc. Serán también aceptadas aquellas comunicaciones que establezcan comparaciones entre la economía de las diferentes órdenes franciscanas o lugares de asentamiento conventual y sus consecuencias.





Inventario del convento de San Francisco de Granada  de 1662 (Portada).


Propuestas de comunicaciones: Los resúmenes de las mismas tendrán una extensión máxima de 400 palabras y se presentaran en castellano, italiano o inglés. Deberán ir acompañadas de un pequeño CV del autor o autora. La fecha límite de entrega será el 28 de febrero. A lo largo del mes de marzo las propuestas serán evaluadas por el comité científico que comunicará a los interesados su aceptación o no. En caso de aceptación, los textos se entregarán antes del 30 de junio de 2015. La organización indicará las normas de edición.

Las propuestas de esta sesión serán enviadas a 

Ana Sanz de Bremond Mayáns:
anasbarmonia@gmail.com



-o-o-o-


Sección 9ª
PATRONAZGO Y PROMOCIÓN ARTÍSTICA 
EN LOS ESPACIOS FRANCISCANOS (SIGLOS XIII-XVIII)

Los procesos de patronazgo y promoción artística suelen estar estrechamente relacionados en los espacios de las órdenes religiosas. A través del derecho de patronato se materializa la unión entre los mendicantes y la sociedad de su tiempo. Las capillas mayores y laterales de los templos franciscanos estuvieron vinculadas a importantes linajes de la nobleza y de las oligarquías locales. Sus miembros se encargaron de amueblarlas y alhajarlas, disponiendo sus escudos en las partes más visibles de las mismas. Retablos, tallas, pinturas, objetos suntuarios y ornamentos sagrados, fueron costeados por los patronos. Las capillas se convirtieron en un verdadero lugar de pública representación y, con frecuencia, por su autonomía y entidad fueron auténticas “ iglesias dentro de la iglesia”. Las familias propietarias tenían en ellas su lugar reservado durante las grandes ceremonias y también su espacio de enterramiento.

En esta sesión se recibirán los trabajos que analicen el papel de los patronos en la promoción artística desarrollada en los templos franciscanos. La contratación de artistas y el encargo de obras de arte, las donaciones realizadas por los patronos para el engrandecimiento de la capilla mayor, el fomento de devociones, etc., serán temas sobre los que se pueda debatir. Asimismo serán bienvenidas aquellas propuestas que analicen las relaciones entre las diferentes comunidades de frailes y monjas con los patronos de sus templos. En correspondencia con este aspecto, se prestará especial atención a cómo entraron en contacto ambas partes y también a las fricciones que pudieron existir y las causas que las motivaron.




Ático de la iglesia conventual 
de San Francisco de Priego de Córdoba (S. XVIII)


Propuestas de comunicaciones: Los resúmenes con las propuestas tendrán una extensión máxima de 400 palabras y se presentarán en castellano, italiano o inglés. Se acompañarán de un pequeño C.V. La fecha máxima de entrega será el 28 de febrero de 2015. A lo largo del mes de marzo las propuestas serán evaluadas por el comité científico que comunicará a los interesados su aceptación o no. En caso de aceptación, los textos se entregarán antes del 30 de junio de 2015. La organización indicará las normas de edición.

Las propuestas de esta sesión serán enviadas a 

Felipe Serrano Estrella:  
festrell@ujaen.es

-o-o-o-

La olvidada Sevilla arqueológica

 PATRIMONIO

La olvidada Sevilla arqueológica

  • Un libro reconstruye la protohistoria de la ciudad a partir de los últimos hallazgos

  • La obra va desde los orígenes en el siglo IX a.C. hasta el final de la Sevilla andalusí

Casa de la Columna hallada en la Encarnación.
Casa de la Columna hallada en la Encarnación. GONZÁLEZ ACUÑA


Caminamos por ruinas frágiles, sobre una Sevilla sostenida apenas por fragmentos, piezas dispersas, audaces hipótesis históricas. Una ciudad subterránea y extraña, sumergida en el fango y la oscuridad, perdida en la memoria, un puzzle de recuerdos olvidados que a veces aparecen por fortuna en el azar de una excavación, en las profundidades de solares, sótanos, criptas y cimientos.

Frente a la Sevilla bajomedieval, moderna y contemporánea, hay una ciudad que se cuece en el fuego lento donde se mezclan la leyenda y la Historia. Una Sevilla de compleja lectura:la que parte de sus remotos orígenes fenicios en el siglo IX a.C. ¿Cómo era la ciudad de entonces? ¿Quiénes la habitaban? ¿Cuál era el perímetro de esa Sevilla de antaño?

Un revelador libro se propone ahora desentrañar esa ciudad desconocida que durante demasiados siglos ha permanecido oculta y disimulada entre las brumas de la leyenda y el barro del subsuelo. Se trata de Sevilla arqueológica:la ciudad en época protohistórica, antigua y andalusí, obra publicada por la Universidad de Sevilla y el Ayuntamiento y que aborda una lectura arqueológica en un complejo trabajo coordinado José Beltrán Fortes y Oliva Rodríguez Gutiérrez.

Esta obra monumental es el resultado del proyecto de investigación de excelencia «Sevilla Arqueológica. Investigación y modelo de gestión del patrimonio arqueológico urbano de Sevilla». Lo fundamental es que este libro recopila todas las informaciones arqueológicas dispersas que han aparecido en los últimos años a raíz de los hallazgos en excavaciones arqueológicas realizadas en la Encarnación, los Jardines del Cristina y Paseo de Colón, el Patio de Banderas o los amplios viarios afectados por las obras del metro y el tranvía.

Y es que en los últimos años, el lector interesado en la Historia de la ciudad había hallado en la prensa noticias sobre hallazgos sorprendentes en excavaciones arqueológicas en estos solares. Unas informaciones que hablaban incluso de refutación de teorías anteriores sobre los orígenes de la ciudad o incluso de verdades asumidas acerca de los periodos históricos.

El primer habitante individualizado en las fuentes históricas es Filón

Sin embargo, eran noticias dispersas, deshilvanadas, descontextualizadas y mal narradas por falta de datos que únicamente se podían encontrar explicadas con rigurosidad en publicaciones académicas, pero muy lejanas a la comprensión del gran público. Además, faltaba la lectura global, la comprensión total de un periodo con demasiadas lagunas. En resumen, la reconstrucción de la Sevilla antigua era un caos para el neófito y hasta el especialista caminaba sobre terrenos resbaladizos.
Ahora este libro aporta una mirada total, un panorama histórico-arqueológico actualizado a partir precisamente de las últimas excavaciones y sus sorprendentes hallazgos que han permitido dar la vuelta a muchas teorías consideradas 'sagradas'.

Paseemos por algunos de estos descubrimientos que han cambiado la idea sobre la Sevilla que va de los orígenes fenicios en el IX a.C. al reflujo turdetano, la efímera presencia cartaginesa, la presencia romana hasta convertirse en capital económica de la Bética, la época tardoantigua, la cristianización y desmembramiento del Imperio, la eclosión visigoda, la invasión musulmana y finalmente la reconquista cristiana. Un espectacular periodo histórico que en buena parte permanece dormido, olvidado, aún esperando su oportunidad bajo los cimientos de las casas en las que vivimos.

Casa almohade en la calle Castilla

En este itinerario de hallazgos arqueológicos descubrimos el jardín de una casa almohade excavado en la calle Castilla y nos preguntamos ¿quién viviría aquí? ¿cómo fue su vida? ¿qué quedó de su memoria? La arqueología sólo descubre a medias lo que pudo ocurrir en el pasado. Sobre un profundo y meditado análisis científico se aventuran teorías, se proponen realidades posibles, pero siempre queda una cierta insatisfacción.

Las excavaciones en el Patio de Banderas han sido reveladoras

Una circunstancia que en Sevilla se ve subrayada por varias circunstancias que destacan los especialistas que participan en este ambicioso proyecto. «Los ritmos de trabajo, en muchas ocasiones, impuestos desde un mercado ajeno a los tiempos de investigación y estudio, no siempre han facilitado una lectura pausada y coherente. También se ha echado de menos un instrumento integral de documentación y procesado de los mismos que permitiera gestionar la urbe como yacimiento único en su compleja diacronía», comentan José Fortes y Oliva Rodríguez en su crítica a la falta de tutela patrimonial y cierta desidia institucional.

Desde luego, es un hecho que esta lectura global de la Sevilla antigua está impedida por la forzada atomización de solares y factores como la elevada cota del nivel freático.

En el mismo tono interviene el profesor Antonio Caballos, profesor de Historia Antigua e impulsor de esta obra como director del Servicio de Publicaciones de la Universidad de Sevilla:«Está la parquedad de fuentes literarias y epigráficas, la continuidad urbanística, que propicia el reaprovechamiento de materiales, si no la radical desaparición del registro arqueológico, unido a una corta y compleja estratigrafía condicionada por el reducido nivel freático, fruto de la escasa altitud de la ciudad y de la inmediata vecindad del Guadalquivir».

Sin embargo, a pesar de estas circunstancias, en los últimos años se puede hablar de una auténtica revolución en la arqueología sevillana. Por ejemplo, una oportunidad fabulosa fueron las obras realizadas en el mercado de la Encarnación, ya que permitieron que se levantara la piel de la ciudad en un enclave estratégico de la Sevilla antigua, en un escenario en el que se había asentado buena parte de la ciudad romana. Y el pasado romano, a pesar de su importancia en Sevilla, era uno de los periodos más desconocidos por la ausencia de hallazgos arqueológicos.

En estas excavaciones se encontraron espacios sorprendentes como la Casa de la Columna, la Casa del Sigma, la de los Dameros o de la Ninfa. Aquí es posible 'comprender' cómo era la vida cotidiana en Hispalis. Nos asomamos a las piletas de salazones en el solar de la Encarnación y podemos intuir el trasiego de mercaderes en la época, una atmósfera no muy diferente de la que se sucede arriba, en el reformado mercado de la Encarnación.

Precisamente, esta cripta arqueológica del Antiquarium ha sido una de las grandes incorporaciones históricas de los últimos años junto a centros de interpretación y áreas musealizadas como el castillo de San Jorge en Triana o la cisterna de la Pescadería en la Alfalfa.
Lo que sí aclaran los autores de este libro es que no se trata de una guía monumental puesto que sólo se puede visitar una mínima parte de estos restos arqueológicos. «La mayor parte de los vestigios documentados en estas décadas pasadas se encuentran hoy cubiertos, bajo construcciones modernas, cuando no, desafortunadamente, desaparecidos», aclaran José Beltrán y Oliva Rodríguez.

En este sentido, el libro se plantea como una obra de lo oculto, ya que cuenta con un importante apartado de planos, mapas, callejeros para descubrir las huellas históricas y numerosas fotografías de las excavaciones cuyos descubrimientos permanecen ocultos, justo debajo de donde probablemente caminamos todos los días.

Por ejemplo, al caminar por la Avenida de Roma y los Jardines del Cristina sabremos que existen restos de una parrilla de horno o que en la calle San Fernando se descubrieron ambientes domésticos de época romana altoimperial. Piensen en ellos cuando atraviesen veloces en el metro por esos niveles donde se sucedía la Sevilla antigua.

En estas piezas dispersas descubrimos una inscripción honorífica dedicada a Antonino Pío por los barqueros del Guadalquivir o enterramientos de inhumación documentados en las calles San Luis 26 e Inocentes,ungüentarios del ajuar funerario de tumbas excavadas en el solar del hoy Parlamento de Andalucía o un muro de ánforas púnicas hallado durante la intervención realizada en la calle Alemanes 25.

Y remontándonos en el tiempo a la Sevilla más lejana surgen hornos de la ciudad turdetana aparecidos en el Palacio Arzobispal o el misterioso suelo de conchas marinas de El Carambolo en los años de apogeo del santuario dedicado a Astarté.

Pero sin duda la gran revelación en clave arqueológica en los últimos años la han aportado las excavaciones en el Patio de Banderas. Se trata de la ciudad protohistórica: «La ocupación primigenia del solar hispalense da comienzo en el siglo IX a.C., en el marco de un paisaje lacustre en el que muy pronto se deja ver la acción colonizadora procedente del mediterráneo oriental y su estrategia territorial», explica José Luis Escacena.

Es la oscura y aún por desvelar Spal. Este enclave comercial fenicio correspondería a un reducido altozano de forma oval que iría, en sentido este-oeste, desde la calle Fabiola hasta la zona de la catedral y, en su eje norte-sur, desde la plaza de la Alfalfa hasta el Patio de Banderas del Alcázar. Una mínima Sevilla de la que están surgiendo teorías sorprendentes.

La arqueología de la vida cotidiana ha descubierto hoyos empleados como basureros de las casas cercanas, que se extendían tal vez desde la calle Mateos Gago hacia el norte, pero otros corresponden a cocinas al aire libre, ya que contiene numerosos hogares, carbones y ceniza, huesos de animales y ollas de cerámica. Unasfosas-cocinas que forman parte de un suburbio meridional de Sevilla, un posible cinturón de servicios, en este caso concreto próximo al puerto.

La Sevilla turdetana es otro periodo con numerosas lagunas y muchos interrogantes porque apenas existe media docena de excavaciones en la Cuesta del Rosario, Argote de Molina, San Isidoro, Mármoles, Abades, Palacio Arzobispal o la calle Alemanes que sólo descubren pequeños retales, insuficientes fragmentos inconexos. «La ciudad turdetana descansa silenciosa, sumergida bajo las aguas, a muchos metros de profundidad. Las calles, las casas, los mercados, el puerto por el que discurrieron nuestros antepasados yacen mudos entre capas de fango y detritus, en una oscura y perenne humedad», asegura el profesor García Fernández.

Entre las curiosidades de la Sevilla romana, se descubre el que podría ser el primer habitante de la Sevilla antigua al que se individualiza en las fuentes históricas:Filón, integrante del conuentus [agrupaciones de ciudadanos romanos asentados en la ciudad a mediados del siglo I a.C.]. «Era un acérrimo partidario de Pompeyo, seguramente poseedor de la ciudadanía romana y miembro conspicuo de la élite social hispalense, y al parecer alma de la resistencia de la ciudad frente a las armas cesarianas», aclara el profesor Ordoñez Agulla refiriéndose a la guerra entre partidarios de César y de Pompeyo.

El libro continúa su viaje en el tiempo por otros solares descubriendo hallazgos náuticos en la Plaza Nueva, una necrópolis de época califal bajo la calle Divina Enfermera o el palacio andalusí hallado en las excavaciones en el antiguo barrio de San Juan de Acre en San Lorenzo.