martes, 5 de julio de 2022

“La estancia de la familia real en Marchena: del 6 al 13 de marzo de 1730”


 “La estancia de la familia real en Marchena: 


del 6 al 13 de marzo de 1730”

Francisco Javier Gutiérrez Núñez


La historia episódica y de anales, hoy en día ya ha sido superada en muchos aspectos, aunque en otros muchos aún no se le puede dar por “perdida” por el valor que tiene, aunque sea de forma puntual para muchas localidades. 


Sin embargo un acontecimiento como la estancia de la familia real española en Sevilla entre el 3 de febrero de 1729 y el 16 de mayo de 1733 no puede ser concebido como algo anecdótico. 


Son varios los estudios que muestran claramente el impacto que supuso su presencia. A lo largo de esta etapa realizaron varias salidas de la capital: San Fernando y Cádiz (febrero-marzo de 1729), Puerto de Santa María y Coto de Doñana (abril de 1729), Sanlúcar de Barrameda (junio de 1729), Puerto de Santa María y Sanlúcar de Barrameda (septiembre de 1729), Castilblanco (febrero de 1730), Marchena – Osuna – La Roda – Antequera – Loja – Granada (del 6 al 22 de marzo), Granada (mayo y junio), Cazalla de la Sierra (de junio a agosto), Puerto de Santa María (septiembre – octubre de 1730). Nota 1.


Marchena se preparó para la visita regia y había dispuesto unos arcos triunfales para el recibimiento del monarca. La comitiva llegó en la noche del lunes 6. La estancia de la familia real en la villa se produjo entre los días 6 y 13 de marzo de 1730, y como no, se aposentó en el Palacio ducal de los Ponce de León. Durante algunas jornadas los reyes disfrutaron del bosque de Montepalacio: “(...) quienes quedan todos con cabal salud, y muy gustosos, y divertidos con la Caza mayor de que abunda el espacioso bosque contiguo a aquel Pueblo”.


Ésta se inscribe en el viaje que realizó entre Sevilla y Granada durante dicho mes de marzo, teniendo como itinerario intermedio las localidades de Marchena, Osuna, La Roda, Antequera, Loja, Santa Fe y Granada. Nota 2.


La familia real estuvo residiendo en Granada capital hasta el 5 de junio, y para evitar el calor veraniego se trasladó a la Sierra Norte sevillana donde pasaría parte del estío. La ruta fue Granada – Loja – Archidona – Benamejí – Cabra – Monturque – Aguilar – Écija – Palma del Río – La Puebla de los Infantes – Constantina y Cazalla. La corte real permaneció en Cazalla entre el 13 de junio y el 23 de agosto, fecha en la que regresaron a Sevilla. Nota 3.


Notas:


  • Nota 1.- MORALES, Nicolás; QUILES GARCÍA, Fernando (eds.): Sevilla y Corte. Las Artes y el Lustro Real (1729-1733), Broché, Collection de la Casa de Velázquez nº 114, Madrid 2010. Pág. 8, 51, 73, 303, 308. 

  • Nota 2.- LEAL BONMATI, M. del Rosario: Festejos teatrales y parateatrales en el viaje de Felipe V a Extremadura y Andalucía (1728-1733), 2001, pág. 82-ss., 85 y 89  (mapas).  MORILLAS, José María: Morillas, Felipe V e Isabel de Farnesio. El traslado de la Corte a Sevilla, Padilla Libros, Sevilla 1996, pág. 186.

  • Nota 3.- OSUNA, José María: “Una curiosa crónica de 1730. Cazalla, corte de Felipe V”, en ABC de Sevilla, 15 de febrero de 1962, pág. 23. MARTÍN CORNELLO, José María: “Cazalla de la Sierra. Residencia veraniega de la Corte española en 1730”, en Revista de Cazalla 1976.






APÉNDICE DOCUMENTAL


Fragmento nº 01.- 

Gaceta de Madrid núm. 11, de 14/03/1730, página 44.

http://www.boe.es/datos/pdfs/BOE/1730/011/A00044-00044.pdf


"Madrid 14 de Marzo de 1730. Las cartas del Parte de la Corte refieren, que el Domingo 5 del corriente por la tarde (en consecuencia de lo resuelto, y publicado) salieron de Sevilla los Señores Infantes Don Luis, Doña María Teresa, y Doña María Antonia Fernanda; y aviendose dividido en dos jornadas el camino que hay desde aquella Ciudad a la Villa de Marchena, para una mayor comodidad de S. Altezas, llegaron el Lunes inmediato a las 6 de la tarde a la Villa expresada. Los Reyes, y Príncipes nuestro Señores, y los Señores Infantes Don Carlos, y Don Phelipe, partieron de Sevilla el mismo día Lunes después de comer, y entraron ya de noche en Marchena, donde tenían prevenido su Real Aposentamiento en el capaz, y sumptuoso Palacio, que tiene en aquella Villa el Señor Duque de Arcos. Para la entrada de los Reyes, y Príncipes, avia la Villa dispuesto unos Arcos triumphales muy vistosos, teniendo colgadas todas las Calles, y la Plaza iluminada; sin que sus vecinos hayan omitido demostración alguna para celebrar la feliz llegada de S. Majestades, y Altezas, quienes quedan todos con cabal salud, y muy gustosos, y divertidos con la Caza mayor de que abunda el espacioso bosque contiguo a aquel Pueblo”. 



Fragmento nº 02.-

Gaceta de Madrid núm. 12, de 21/03/1730, página 48.

http://www.boe.es/datos/pdfs/BOE/1730/012/A00048-00048.pdf


“Madrid 21 de Marzo de 1730. Por los Expresos del Parte de la Corte se ha sabido, que los Reyes, y Príncipes nuestros señores, y todos los Señores Infantes, y Infantas, salieron el Lunes 13, del corriente por la tarde la Villa de Marchena, y fueron a dormir a la de Ossuna; y aviendo  salido de esta el Martes 14, después de comer llegaron de noche a la Roa, desde donde pasaron el Miércoles 15 (también por la tarde) a la Ciudad de Antequera, en la qual descanzaron el Jueves 16 S. Magestades y Altezas, quedando en ánimo de continuar al día siguiente su viage azia Granada, en cuya Ciudad está prevenido su Real Aposentamiento (…)”.




No hay comentarios: